estás leyendo...

Las "enmiendas" constitucionales

Un constante pedido de consulta

Diario Expreso

Si algo quedó claro, ayer en el aula magna, es que una buena parte de los ciudadanos que acudió a dar su aporte a la socialización de las enmiendas pidió consulta popular. No solo desde el atrio, sino también desde la tribuna.

La Comisión Ocasional de la Asamblea Nacional y la que formaron los exasambleístas que intervinieron en Montecristi se dieron cita en Guayaquil. Cada una en una universidad. La primera en la Católica de Santiago de Guayaquil (UCSG) y la segunda en la Universidad de Guayaquil. Cada una, con sus propias tesis. La oficialista en favor de la reforma constitucional; y la otra, en contra.

Diez asambleístas que estuvieron en el aula magna de la Universidad Católica mantuvieron la calma ante los constantes pedidos de consulta popular que se hacían desde el fondo del auditorio y retumbaban sobre los vitrales del techo. Más de una vez, el asambleísta guayaquileño Juan Carlos Cassinelli, presidente de la Comisión Ocasional, tuvo que pedir respeto y silencio a los asistentes. Más de una vez, el pedido de consulta se impuso.

Guayaquil fue la segunda sede de la socialización. Aquí varias de las enmiendas recibieron duras críticas. Sin duda, las más severas fueron las relacionadas a la reelección sin límites para autoridades; y al nuevo rol que se le quiere dar a las Fuerzas Armadas. En la primera, estuvieron dirigentes y políticos como Francisco Jiménez, Roberto López, Dalton Bacigalupo y Milton Castillo, así como líderes de barrios como Luis Gómez y Jenny Pinto. También compareció el profesor de la UCSG, Xavier Aguirre; Orlando Pérez, director del diario público El Telégrafo; el exjefe de la Fuerza Naval,el almirante (SP) FernandoDonoso, entre otros.

La sesión del oficialismo cerró cerca de las 13:30, luego de escuchar 14 intervenciones. La próxima ciudad que será visitada por la Comisión, que ya estuvo en Montecristi, se definirá en esta semana.

Paralelamente, un grupo de ocho exasambleístas constituyentes se reunió para exponer sus criterios en contra de los cambios constitucionales y escuchar las opiniones de sectores ciudadanos.

Voces como las de Alberto Acosta, expresidente de la Asamblea Constituyente, hicieron un llamado a la movilización de la ciudadanía para impulsar una consulta popular. La propuesta fue acompañada con los aplausos de las decenas de presentes entre estudiantes, dirigentes barriales, militares en servicio pasivo y educadores.

 

Comisión ocasional

Críticas al nuevo rol de las FF. AA.

Para la Comisión Ocasional de la Asamblea Nacional, la jornada de ayer, en Guayaquil, tuvo sus momentos ácidos. El grito de “consulta popular” fue una constante a pesar de los pedidos de mantener el orden. La segunda jornada de socialización del proyecto de enmiendas constitucionales terminó pasado el mediodía con la intervención de 14 personas, representantes de colectivos sociales, gremios y de movimientos. Sobre las 10:00, Juan Carlos Cassinelli, junto con Verónica Arias, María Soledad Buendía, Marcela Aguiñaga, Fausto Cayambe, Rocío Valarezo (PAIS), Bayron Pacheco (Avanza), Luis Fernando Torres (PSC) y Patricio Donoso (CREO), ingresó al aula magna. Roxana Alvarado, Gabriel Rivera y Rosa Elvira Muñoz no asistieron.

Daniel Avecilla, presidente de la Asociación de Municipalidades de Ecuador (AME), fue el primero en intervenir. Apoyó la reelección indefinida y también que algunas competencias que son municipales pasen a ser estatales toda vez que no son ejercidas por los cabildos. Luego siguió el turno de Xavier Aguirre, profesor de la Universidad Católica, y de Dalton Bacigalupo, exmilitante de la Izquierda Democrática, quien defendió la socialización y la legitimidad del trámite, algo que fue rechazado por parte del auditorio con un grito de “consulta popular”.

El exjefe de la Armada Nacional, Fernando Donoso, cuestionó el nuevo rol que tendrían las Fuerzas Armadas al realizar tareas policiales. “En la Constitución de Montecristi se establece una clara diferencia entre el trabajo de la Policía, encargada de la seguridad ciudadana y el orden público, y las FF. AA., encargada de la defensa, soberanía e integridad territorial, aunque las dos instituciones están para proteger y garantizar la seguridad integral”.

“Utilizar a los miembros de las Fuerzas Armadas en labores policiales como el combate a la delincuencia común puede provocar graves violaciones a los derechos humanos”, aseguró Donoso. Esto porque, según él, el objeto a proteger es distinto.

“La Policía forma a su personal con fundamentos en derechos humanos, con la utilización de medidas disuasivas, como alternativas del uso de la fuerza; mientras que las Fuerzas Armadas no tienen esa formación, están preparadas para el combate. Se adiestran en el uso efectivo y eficiente de las armas, ante una amenaza, por leve que sea, reaccionan por instinto y hacen uso del armamento para dar de baja a su oponente. La Policía trabaja con ciudadanos, las Fuerzas Armadas con enemigos”. Diferenció los derechos que se aplican en cada cuerpo armado. “Para la Policía, los DD. HH. son el límite; para los militares, el límite solo es el derecho humanitario”. DES

El detalle: Asistencia. Más de 400 personas acudieron a la segunda jornada de socialización de las enmiendas, que ayer se dio en Guayaquil.

 

Foro de exasambleístas

Un llamado a la movilización

- De a poco iban llegando. Entre ellos se saludaban con un estrechón de manos o un beso en la mejilla y una amplia sonrisa. Eran los exasambleístas constituyentes que están en desacuerdo con las enmiendas a la Constitución propuestas por el movimiento Alianza PAIS.

El grupo de exaliados del Gobierno se reunió ayer, en el paraninfo Rafael Brito de la facultad de Jurisprudencia de la Universidad de Guayaquil, como parte de una serie de encuentros para expresar sus argumentos en contra de las enmiendas, escuchar las opiniones de los ciudadanos y también para realizar un llamado a la movilización. “El pueblo ecuatoriano tiene que movilizarse en las calles, tiene que impulsar la consulta popular. Tenemos que enfrentar estos cambios que no los podemos aceptar como enmiendas. Se está poniendo en riesgo la democracia”, expresó en su intervención el expresidente de la Asamblea Constituyente, Alberto Acosta. Un llamado similar hizo el también exconstituyente César Rodríguez, quien cuestionó las intenciones de aprobar los cambios sin consultarle a los ciudadanos. Sin embargo, el foro de exasambleístas no está impulsando una propuesta de consulta.

La exconstituyente e integrante del colectivo, Mónica Chuji, cree que es “una pérdida de tiempo” intentarlo. “Podemos aprovechar otros mecanismos de llegar a la gente, pese a saber que seguramente cambiarán la Constitución. Lo importante es que la gente sepa qué se cambió sin consultarle”.

El único del grupo que impulsa una iniciativa de consulta es Diego Borja como parte del movimiento Democracia Sí. Él no es contrario a los cambios constitucionales que devengan de un pronunciamiento del pueblo en las urnas. “La Constitución no está escrita en piedra”.

Sobre las otras propuestas de consultas lideradas por el colectivo Compromiso Ecuador y el Partido Sociedad Patriótica, Acosta cree que quienes lideran las iniciativas “no deberían ser candidatos a ninguna dignidad en el 2017 para que el pueblo no se sienta utilizado y peor manipulado”.

El evento inició con la intervención de Acosta, quien evidenció (en base a actas de la Asamblea de Montecristi) la postura contraria de exconstituyentes y ahora legisladores que cuestionaron la reelección indefinida y ahora la defienden. Siguió el turno de Chuji sobre la enmienda para catalogar a la comunicación como servicio público. Cada exlegislador entre los que estuvieron Lenin Hurtado, Martha Roldós, Gustavo Darquea y Jorge Escala, tuvo entre 7 a 10 minutos para intervenir.

Los asistentes, entre representantes de organizaciones barriales, militares en servicio pasivo, trabajadores y estudiantes, tuvieron cuatro minutos para exponer sus puntos de vista.

Está por definir el lugar y la fecha de la siguiente cita. AAE

El detalle: Encuentros. Las próximas reuniones pueden, como no, coincidir en el lugar y la fecha con las de la Comisión Ocasional.

Daniel Solórzano Salazar - @dani_solorzano - Guayaquil

 

Ver nota original: http://expreso.ec/expreso/plantillas/nota.aspx?idart=7495645&idcat=38269&tipo=2

Intercambio de ideas

No existen comentarios aún.

Publica un comentario

veinte − catorce =

Las “enmiendas” constitucionales

En nuestras palabras

Breves

En los medios