‘En Cuenca y en el Azuay gana el No’

Diario Hoy, 24/Abril/2011

Paúl Carrasco

Quien es: Ingeniero agropecuario, consejero, actual prefecto, preside la Organización Latinoamericana de gobiernos Intermedios

Para el actual prefecto de la provincia del Azuay y principal opositor a la consulta popular, el Gobierno no ha generado diálogo entre todos los sectores lo que ha llevado a un polarización de poderes. Él cree que por esta razón en la provincia del Azuay va a ganar en No, aunque reconoció que aún falta trabajo en algunos sectores. Señala también que hay un resentimiento con el Gobierno nacional.

¿Por qué votar no?

Básicamente por tres temas: Porque no es ético en política hacer diez preguntas mezcladas entre todos los temas con 23 páginas de anexos, con una reforma a 49 artículos, es decir, allí hay manipulación del Gobierno indudablemente. Segundo, tras ese montón de páginas está la ruptura de principios fundamentales que afecta la participación ciudadana. Y tercero, si el pueblo no conoce o no entiende, como puede votar Sí, por lo tanto hay que votar No. ¿Quién conoce todo el paquete que nos están preguntando y quién entiende?

¿Hay que votar todo No o deja opciones?

De ninguna manera. Pensamos que por principio de ética política no podríamos votar a favor, ya que existe un problema de manipulación.

¿No es un resentimiento con el Gobierno?

Sí hay un resentimiento, pero no es pequeño… es grande, ya que el Gobierno ofreció profundizar la democracia y construir un modelo de desarrollo y que permita a la ciudadanía expresarse y participar, pero tenemos un gobierno que parte de la concepción que la democracia es solo voto y que nos utiliza plebiscitariamente cuando él requiere, cuando realmente la democracia pide armar sistemas y espacio para que la gente pueda expresarse permanentemente. En este gobierno ¿cuánto han participados los barrios, cuánto han participado las comunidades?

¿Es decir, a usted el Gobierno nunca le apoyó?

No se trata de eso, porque el diálogo no pasa por decir cuánto necesita. Yo apoyé al Gobierno convencido de eso, por eso me siento frustrado con el proceso de la Revolución Ciudadana.

¿Por todo eso ahora hay que decir No?

Indudable, no es un concepto de obras, es un concepto de modelo de desarrollo. El modelo que aplica el Gobierno, no es el modelo que él nos vendió, ahora hay un viraje en eso y la consulta popular es la síntesis de ese viraje cuando nos habla de romper el equilibrio de poderes y tomarse la justicia, cuando quiere eliminar la participación ciudadana o cuando nos habla de limitar la libertad de expresión.

¿Pero en el aspecto judicial no cree que hay necesidad de un cambio?

El sistema judicial tiene que cambiar. La seguridad pasa por definir planes territoriales y no politizarla, hay que definir cuáles son los lugares de afección pública y sobre eso construir procesos de organización social. No pasa solo con tomarle preso al delincuente, juzgarle y meterlo en la cárcel.

¿Usted cree que ha quitado gente en Azuay a Alianza País?

Hemos hecho un trabajo correcto, no se trata de movilizar gente sino de lograr que la gente reflexione. Yo voto No por algo que no conozco y no entiendo y eso es normal. Hay una manipulación al campesino y las encuestas demuestran que el No está arriba.

¿Y qué dicen sus encuestas?

Tenemos nuestro análisis y el No está arriba con 10 puntos sobre el Sí, estamos hablando de un 57 a 45 puntos.

¿Qué le demuestra esto?

Estamos hablando que en Cuenca va a ganar en No y que en la provincia del Azuay también, aunque hay que trabajar en algunos sectores. En el cantón Gualaceo estamos con 12 puntos arriba. Nosotros tenemos sectorizado. En los cantones de Santa Isabel, Ponce Enríquez, Chordeleg, en Nabón gana el No.

¿Y si gana el No en Azuay que debe hacer el gobierno?

Uno no sabe en la vida política que puede suceder, habrá que reunir los escenarios. En cualquiera de los casos, gane el Sí o el No, que sirva para la reflexión de todos y que el Gobierno debe ser para todos. Hay que dejar a un lado la violencia verbal y política y la polarización ya que eso genera enemistad entre los ecuatorianos y el principal deber de un estadista es unir un país y buscar la solidaridad de un estado.

¿El Gobierno ha buscado un acercamiento con usted?

Con nadie, yo pienso que el gobierno tiene un problema que no conversa. Diálogo no significa sentarse a la mesa y decir cuanto necesita para ver si solucionamos una o dos veces. Hay que construir un diálogo permanente, el país necesita un gobierno que se articule a los gobiernos locales y que fomente las organizaciones sociales para hablar con la gente y le pueda decir al gobierno que cosas están bien y que cosas están mal.

¿Cree que todas las preguntas están mal formuladas?

Hay preguntas que no cambian la historia de la ciudadanía y no cambia en algo que es importantísimo como el tema de inseguridad y el empleo. Acá nos prohíben todo cuando se debería construir un estado democrático, donde la gente tenga cultura para saber escoger que es bueno y que es malo. (RMT)

 

FUENTE:

http://www.hoy.com.ec/noticias-ecuador/en-cuenca-y-en-el-azuay-gana-el-no-471390.html

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


siete + 20 =