‘Habrán cavado su tumba (política) si hay fraude’

Diario El Comercio, 04-05-2011


Alberto Acosta. Ex presidente de la Asamblea Constituyente: “Hay un punto de inflexión en el correísmo; indica agotamiento”

¿El presidente Rafael Correa dijo ‘sin triunfalismos’ que el Sí triunfará. ¿Qué le dice a Ud. esta afirmación?

El triunfalismo se le acabó desde hace un par de semanas al Presidente. Cuando iniciaba el proceso, decía que ganaría 7 a 1. Más tarde anticipaba una goleada de 5 a 1. Cuando sus encuestas llegaron a un magro 3 a 1, hace dos semanas, entró en pánico.

¿La brecha entre el Sí y el No se ha cerrado?

Sin lugar a dudas. La ministra (Doris) Soliz habló la semana pasada de una diferencia de 2 a 1. Con la aparatosa caída del Sí y la constante subida del No la diferencia se achica día a día. Y todo esto considerando que la derecha oligárquica está haciendo una campaña de mínimos por el No, factor por el cual el Sí gobiernista ganaría en el feudo de la oposición conservadora.

¿Cuál sería un resultado adverso para el Gobierno?

Cualquier resultado bajo las cifras del referéndum del 28 de septiembre del 2008, cuando se ratificó la Constitución con un 64% de los votos emitidos: los válidos, blancos y nulos. Sería una derrota si el Sí, aunque le gane al No, no supera la sumatoria del No, blancos y nulos. Y si el Sí no supera al No, considerando solo los votos válidos en al menos dos veces, el Presidente en su prepotencia habría sido derrotado y su consulta deslegitimada. El impacto será más grave por el ahora previsible triunfo del No.

¿Se ha vuelto esta consulta en un plebiscito a la gestión del Primer Mandatario?

Eso es lo que pretende el Gobierno y algunos grupos de la oposición retardataria. Montecristi Vive, ha hecho una campaña por el voto reflexivo.

¿Correa llevó el debate a ese terreno?

En realidad Correa rehuyó el debate. Más allá de unos cuantos mensajes populistas, nunca expuso tesis y argumentos. Saturó el espectro político de insultos, descalificaciones, amenazas. Y, en su desesperación, recurrió a las viejas prácticas clientelares. Movilizó toda la administración pública en este empeño.

Regaló borregos, aumento los bonos, ofreció proyectos. No hay duda que Correa está dispuesto a pagar cualquier precio con tal de poder controlar la justicia; no le importa reeditar las prácticas de los gobiernos oligárquicos.

¿Más allá de los resultados del sábado: qué reflexiones le dejó a esta campaña?

Es motivador ver el despertar del pueblo, en todas las regiones. Hay nuevamente hambre por el debate político. La creciente politización de la sociedad es un punto positivo de esta consulta. Mucha gente no “se comió el cuento” del voto de confianza en el Presidente. Las encuestas presentan un voto diferenciado entre cada una de las preguntas. Eso demuestra que la ciudadanía, superando el temor, está dispuesta a ejercer su derecho a discernir, así como el agotamiento de la estrategia paternalista. Sea cual fuera el resultado final, el día 8 de mayo empieza otro capítulo en la lucha popular…

¿Cómo evalúa la campaña del Presidente?

Ha sido la campaña más millonaria de todas, pero la que menos ideas ha tenido. Sus mensajes, simplones y engañosos. Salvo Correa, en algunos temas, y el verdadero dueño de la consulta, Alexis Mera, el resto de voceros se ha orientado por el “catecismo” que les distribuyó el Gobierno para defender la consulta. Asistimos a un punto de inflexión en el correísmo que indica signos de agotamiento y declive.

¿Le inquieta que Omar Simon, presidente del CNE no asegure la difusión inmediata de los resultados?

Simon tiró por la borda años de su trayectoria como veedor electoral en su etapa de Participación Ciudadana, allá su conciencia. Me parece preocupante que los primeros resultados se den a través de las encuestas a boca de urna que presentará la encuestadora del Gobierno.

¿Teme un fraude?

Todo es posible. Pero un fraude sería intolerable y si esto llega a suceder, se habrán cavado su tumba política.

FUENTE:

http://www4.elcomercio.com/Politica/-lsquo;la_salida_de_hodges_pudo_haber__incidido-rsquo;.aspx

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


10 − 3 =