estás leyendo...

En nuestras palabras

Montecristi Vive: Necesitamos un baño de verdad para enfrentar la corrupción del correísmo

Corrupción CPCCS

Las recientes declaraciones del excontralor Carlos Pólit confirman lo que muchos sectores sociales y políticos veníamos advirtiendo desde hace tiempo: la podredumbre institucional que devora al Ecuador ha alcanzado proporciones demenciales. Es evidente que diez años de un régimen autoritario, nepotista y corrupto no podían dejar más herencia que la descomposición de los principales organismos del Estado.

Al margen de la legitimidad de las denuncias señaladas, y que golpean a varios funcionarios públicos del anterior y del actual régimen, los ecuatorianos no podemos permitir que el debate sobre la transparencia pública se reduzca a una pelea entre mafias que protegen intereses particulares. El país necesita de manera urgente un baño de verdad alrededor de los innumerables casos de corrupción que a diario se denuncian. Y su esclarecimiento no puede quedar en manos de personajes e instituciones salpicados por la sospecha.

El Movimiento MONTECRISTI VIVE exige que se le confiera a la Comisión Nacional Anticorrupción las mayores facilidades para continuar con la encomiable labor que ha desplegado hasta ahora en la lucha contra la corrupción. La CNA ha demostrado, sobre todo, una ética incuestionable, así como un compromiso con el país. Y este esfuerzo no puede ser frenado, y menos aún interrumpido, por la acción del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) de transición, porque la sociedad civil debe continuar con su tarea de control y lucha contra la corrupción sin tutelajes estatales.

Igualmente, exigimos a la Asamblea Nacional que la designación de los nuevos integrantes del CPCCS de transición responda a una auténtica representación del interés ciudadano. Ante el fracaso de la institucionalidad heredada del correato, la transparencia pública y el esclarecimiento de los casos de corrupción debe quedar en manos de organismos con una fuerte representatividad de la sociedad civil. Exhortamos a que este nuevo organismo asuma su responsabilidad con un alto sentido de probidad y cumpla con las disposiciones ciudadanas emanadas en las urnas el pasado 4 de febrero. Los ciudadanos estaremos vigilantes de que así sea.

 

 

Quito, 19 de febrero de 2018

 

 

Juan Cuvi                               Alberto Acosta

Intercambio de ideas

No existen comentarios aún.

Publica un comentario

tres × cuatro =

Las “enmiendas” constitucionales

En nuestras palabras

Breves

En los medios