«Rafael Correa necesita nutrirse de la tarima, ahí él cobra fuerzas»

Diario El Universo, 23 de enero de 2011

Marcia Barzola

Entrevista: Alberto Acosta, ex presidente de la Constituyente de Montecristi

 

Alberto Acosta, quien presidió la Asamblea que redactó la actual Constitución, es crítico a la decisión del presidente Rafael Correa de intentar hacer el referéndum-consulta para enmendarle cinco puntos. Cree que la Carta Magna se violó cuando no entraba en vigencia y el Tribunal Constitucional pasó a ser Corte. La única pregunta que no cuestiona es la 3, que busca prohibir que una persona dueña de bancos y medios de comunicación sea accionista de otras empresas.

”No ha habido la suficiente firmeza del Presidente para decir vamos a hacer de nuestro país un país libre de los juegos de azar o libre de la muerte de animales por diversión… Él se lava las manos…”, dice el ex asambleísta.

¿Cuál será su posición frente a la consulta del Gobierno?

Haré campaña con la Constitución en mano. El Presidente tiene todo el derecho a hacer una consulta y puede plantear ese cambio: enmienda o reforma constitucional, pero hay ciertos temas que no se pueden cambiar de la Constitución.

¿Cómo cuáles, por ejemplo?

Todo lo que es afectación de los derechos humanos, constitucionales y garantías constitucionales. En las preguntas 1 y 2, que se refieren a la caducidad de la prisión preventiva, hay afectación a un derecho humano fundamental. El Gobierno lo plantea como enmienda, pero ni siquiera califica como reforma. La única forma de cambiar un derecho fundamental es redactando otra Constitución. Si es la vía, que asuma su responsabilidad el Presidente, que reconozca que la Constitución le está resultando camisa de fuerza y requiere otra Constitución a su medida.

¿Se equivocaron ustedes en la Constituyente de Montecristi?

No, la Constitución que elaboramos fue a la medida de las demandas del pueblo, a la medida de la demanda de un estilo de gobernar respetuoso, no autoritario ni personalista.

Pero hubo decisiones a la medida de pedidos de Correa.

Recuerde algo, hubo intento en plena Asamblea para meterles mano a las cortes de Justicia. Asambleístas de PAIS estaban deseosos de que se cambien las cortes, pero asumí el liderazgo para decir ‘no se meten las manos en la Justicia’.

¿Eso pretende hoy Correa?

Sí, es lo que se pretende y me incomoda. El Presidente Correa está planteando una reforma constitucional (modificar la composición del Consejo de la Judicatura) y está afectando la estructura del Estado, principio básico que es la autonomía de los poderes. No solo deja del lado al Consejo de Participación Ciudadana (CPC).

¿Es un atropello al CPC?

Desde luego, al echar al Consejo de la Judicatura (CJ) y plantear la comisión en la que intervengan Gobierno, Asamblea y Función de Transparencia, se estaría echando abajo el art. 232 de la Constitución. Nadie puede ser juez y parte…

El Yasuní no irá a consulta, pese a que el Presidente había dicho que iba a preguntar si querían dejar el petróleo bajo tierra…

Esa es una pregunta que tendría que aclararse casa adentro. He oído, no tengo información, que podría ser el resultado de una encuesta y le dijeron los encuestadores que era una pregunta complicada; o, también conozco, que hubo algunos miembros del buró político que le dijeron al Presidente ‘esta pregunta no’. Habría que buscar razones, él tendrá que explicar… Para mí era una pregunta mañosa y cobarde.

¿Por qué razones?

Mañosa porque confundía. Por un lado la opción A, dejar el crudo en el subsuelo a cambio de una contribución; y la B, extraer el petróleo; y la C, no explotar el petróleo sin contribución; eso es mañoso y cobarde porque no era una pregunta de frente. Él tenía que reconocer ya no va más la iniciativa Yasuní. Seguramente era peligrosa para sus intereses políticos, por eso no la llevó a consulta.

Sí incluyó una pregunta que trata sobre la Ley de Comunicación, que la Asamblea aún tiene en agenda para debate.
¿Quién está en contra de eso?, nadie; el tema es ‘el Consejo de Regulación’ que está incorporado ya en el acuerdo ético político entre la oposición y el oficialismo (de fines del 2009). El tema es cuán confiable es ese consejo y cuáles son sus atribuciones. Quién va a estar en contra de que se prohíban ‘mensajes de violencia, explícitamente sexuales o discriminatorios’, eso manda la Constitución…

¿Entonces cuál cree usted que es la intención del Gobierno?

Es una trampa. Quiere conseguir una aprobación, sin decir qué va a estar ahí adentro (en el Consejo). Esta pregunta es innecesaria… Nadie se va a oponer porque está en la Constitución y hay que cumplir… Otra pregunta que me hago, el Presidente nos dice ‘con la finalidad de mejorar la seguridad ciudadana…’, una cosa; luego, ‘con la finalidad de evitar la impunidad y garantizar la comparecencia a los juicios penales…’, otra cosa. Pregunto, ¿con esto se va a asegurar eso?, pues no… Es cierto que hay un problema en algunas regiones donde los detenidos salieron por la caducidad de la prisión preventiva; ¿es acaso ese el problema?, ¿será que hay corrupción?, ¿que no son operativos?; o ¿que no hay los suficientes jueces?

¿Qué intenta entonces el Presidente con el referéndum-consulta que costará $ 30 millones? ¿Querrá medir acaso su preferencia que hoy es del 60%?

Sí, Correa necesita nutrirse de la tarima, cobra fuerzas. Pero no solo es eso, está haciendo un ejercicio político. Él tiene todo el derecho a convocar una consulta, no podemos negárselo. Pero sí podemos decirle ‘señor, usted está equivocado porque las preguntas 1 y 2 unidas, que tienen un tufillo socialcristiano inocultable, están afectando derechos humanos y garantías fundamentales’.

Ejercicio político, ¿para qué?

Para tener más control, hacer las cosas rápido, que muchas veces salen mal. Se atropellan los procedimientos y no hay la capacidad de análisis, no hay la celeridad para la toma de decisiones y pierde legitimidad.

Y ante todas esas acciones, usted, que ha sido cercano al Presidente y frontal en sus opiniones, ¿le ha criticado algo?

Ahora lo estoy diciendo a través de EL UNIVERSO…

¿Ya no conversan?

No hemos vuelto a hablar, no nos hemos vuelto a encontrar desde el 28 de septiembre del año 2008. No hemos coincidido. Ya es mejor no insistir.

¿Por qué si usted fue un gestor del proyecto político de PAIS?

Lo que interesa ahora es abrir la puerta a un gran debate nacional. Veamos si el Tribunal Constitucional da la talla de Corte Constitucional, porque hay cosas en la consulta que no son enmiendas sino reformas y otras que no son ni enmienda ni reformas, sino que están contra la Constitución.

¿Cómo evalúa la labor de Alexis Mera (asesor jurídico de la Presidencia de la República)?

Es un problema del Presidente, él sabrá por qué terminó rodeándose de esa gente, muchos de los cuales no aparecieron en los procesos previos de revolución ciudadana; menos aún en las luchas populares. Él sabrá por qué prefiere al lado de él a alguien que fue cercano a León Febres-Cordero, que personas que nos jugamos por los sectores populares hace décadas.

¿Qué hay detrás de todo?

Lo principal es tratar de generar una cortina de humo para no reconocer los problemas en la inseguridad, en la justicia. Son cuatro años que ya lleva de Presidente, ha tenido bastantes recursos económicos, respaldo popular enorme, respaldo institucional, todo el aparato del Estado. Tiene que darnos primero cuenta de los fracasos de su gobierno, pero lo que hace es una consulta popular…

¿Su defensa será netamente a la Constitución o al No?

Mi posición es, desde la Constitución, dar una respuesta política fundamental. Qué se ha hecho en los temas que está planteando el Presidente: seguridad ciudadana, él tiene que responder, y no plantearnos que le ayudemos simplemente a encontrar la respuesta…

¿Cree que la inseguridad es un punto débil del Gobierno?

Tremendamente frágil. A los cuatro años se da cuenta de que hay problemas y que va a empezar a leer, que va a empezar a aprender el tema (de seguridad), y hoy resulta que plantea una consulta popular en temas que no son necesarios.

“Rafael Correa está traicionando los principios básicos de PAIS al violar la independencia de los poderes del Estado”.

“Ante este atentado a la Constitución de Montecristi cada asambleísta de PAIS responderá de acuerdo a su conciencia, si es que la tienen”.

 

Perfil: Alberto Acosta

Edad

62 años.

Profesión
Economista.

Empleos

Ex asambleísta y presidente de la Constituyente por el movimiento PAIS. Ex ministro de Energía. Ex consultor del Ildis, analista económico y ecologista.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


siete + dieciocho =